ARTISTAS

Benjamín Domínguez

Uno de los hijos predilectos de la ciudad de Jiménez, Chihuahua. Benjamín nace en 1943. En su terruno conoció a la senora Eslavillo que pintaba en la sala de su hogar. El nino veía trabajar a la senora y se hicieron amigos. Benjamín dibujaba y no tardó en ligar contratos con el cine de la localidad. Le pedían pintar artistas de tamano natural para reforzar la publicidad de algunas películas. El gusto por el arte aumentaba hasta que llegó el día en que pudo viajar al DE Su objetivo, estudiar en la Academia de San Carlos; con mucho esfuerzo lo logró.

Desde los anos de estudiante, Domínguez empezó a ganar premios por la calidad de sus grabados. Uno de sus maestros más apreciados fue Francisco Moreno Capdevilla. Al terminar los estudios formales, se preguntó: ?y ahora qué viene? Anos difíciles, de búsquedas, de carencias económicas, pero de mucha energía para encarar todos estos problemas. Después de amalgamar varias experiencias retornó el tema de las Monjas floridas, lienzos con los que volvió a maravillar al público. Después pintó Alacenas y la economía mejoró notablemente.

Pero el despegue en grande se presentó cuando la crítica de arte, Teresa del Conde, presentó en Bellas Artes la colección de Los Arnolfini.  Todos los que admiraron esta exposición coincidieron: Benjamín Domínguez era un virtuoso de las técnicas pictóricas antiguas.

Los Arnolfini y Benjamín han recorrido todo el país. Pintor muy querido en diferentes ámbitos culturales. Por fortuna su obra ha evolucionado. Actualmente realiza una serie impactante: Sadomasoquistas.

Obras

Benjamín Domínguez, aguafuerte, aguatinta, 66.5 x 56

Benjamín Domínguez, grabado 56x66 El Sueño

Benjamín Domínguez, aguafuerte, aguatinta, 66.5 x 56